28, febrero 2017

ventajas e inconvenientes de vivir en automático.

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE FUNCIONAR EN PILOTO AUTOMÁTICO.

Gracias a nuestra memoria implícita podemos realizar nuestras tareas rutinarias, caminar,

conducir, incluso comer con nuestra atención puesta en nuestros propios pensamientos .

A todos nos ha sucedido más de una vez conducir hasta un punto y no saber cómo hemos llegado a nuestro destino, o que salida cogimos; o no recordar parte del trayecto realizado porque estabamos absortos en nuestros pensamientos.

Nos posibilita tener reacciones rápidas en situaciones de conflicto y mantenernos a salvo en situaciones de emergencia.

La utilidad de este piloto-automático no está en duda.

El problema surje cuando el piloto automático es nuestro forma constante de funcionar , en muchas ocasiones no somos conscientes de estar utilizandolo y ,por ende , no podemos desconectarlo en momentos en los que hubieramos deseado tener toda nuestra atención focalizada en lo que estabamos haciendo.Cuando nuestros pensamientos gobiernan nuestra cabeza y quedamos enganchados en un circulo vicioso de auto-críticas, temas pasados y expectativas futuras sin conseguir apreciar en su totalidad el momento presente.

¿ qué sucede cuando lo que necesitamos es responder de forma pausada, con amplia perspectiva, sin dejarnos llevar por reacciones emotivas y pensamientos instintivos en lugar de reaccionar ?.

Cuando practicamos Mindfulness o Atención plena conseguimos romper ese circulo vicioso de pensamientos, permitiéndonos un breve pero importantísimo espacio de tiempo para elegir cómo responder.Para que la información pueda procesarse por el Cortex prefrontal de nuestro cerbro en lugar de ser gobernado por nuestra Amygdala.

Mindfulness focaliza toda nuesta atención en nuestra experiencia primaria del momento, conscientes de lo que sucede a nuestro alrededor y de la forma en que lo experimentamos interiormente, observando nuestros pensamientos e ideas como acontecimientos perecederos sin identificarnos con ellos. Con la mente abierta como la de un principiante, sin juzgar nuestro entorno o auto-criticarnos, inmersos en ese momento a través de todos nuestros sentidos, permitiéndonos “SER” en lugar del contínuo “HACER” (tan de moda en nuestra sociedad altamente competitiva).

Es entonces cuando conseguimos disfrutar plenamente de ese momento especial en el que nos comemos nuestra “tarta preferida” en lugar de engullirla y dejar sólo nuestra atención plena para el “último bocado” cuando nos percatamos de que se nos acaba!!!.

Con Atención Plena es cuando somos totalmente conscientes de nuestros hábitos de comportamiento, de cuál es nuestra reacción ante determinados acontecimientos, qué pensamientos nos embargan, qué emociones surgen, cómo lo percibimos en nuestro cuerpo. Es entonces cuando “ACEPTAMOS” la experiencia en su plenitud sin intentar huir o luchar para no experimentarla.

Natalia Martínez.

Meditación-Mindfulness.com